Enfermedad Renal Crónica (ERC), más cerca de ti de lo que parece

Enfermedad Renal Crónica (ERC), más cerca de ti de lo que parece

0

La enfermedad renal crónica (ERC) es un padecimiento que ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial, y la región latinoamericana no es la excepción. Dado el alto numero de personas con diabetes mellitus e hipertensión arterial, que son las causas mas frecuentes, asi como el envejecimiento de la población.

Pero esta enfermedad no se encuentra limitado a este grupo de personas, se ha observado un incremento considerable de casos en niños, adolescentes y adultos jóvenes.

Los riñones son órganos asombrosos. Dentro de ellos hay millones de diminutos vasos sanguíneos que actúan como filtros. Su labor es eliminar productos de desecho tóxicos de la sangre, a través de la orina.

Normal Male and Female Urinary Anatomy

Cuando los riñones fallan, pierden su capacidad de filtrar los productos de desecho, dándose así la enfermedad renal.

La progresión del daño renal, puede conducir a la perdida permanente de la función, manifestándose con disminución en la producción de orina, es decir, puedes ir al baño en pocas ocasiones, orinas en gotas o dejas de orinar por completo.

¿Cuáles son las causas de enfermedad renal crónica?

Las causas en niños, adolescentes y adultos jóvenes pueden variar desde un proceso obstructivo como cálculos renales, a lesión del glomérulo (unidad donde se filtra la orina), esto ocurre especialmente en niños.

En los adultos los principales factores de riesgo son diabetes mellitus y presión arterial alta. Estas dos regularmente producto del sobrepeso, obesidad, sedentarismo, mala alimentación, entre otras causas.

Otras causas tanto en paciente joven, como adulto mayor pueden ser:

  • Disminución del flujo de sangre hacia el riñón, producto de cirugías, sangrado abundante o deshidratación.
  • Efecto nocivo al riñón por uso indiscriminado de medicamentos.
  • Efecto toxico de venenos.
  • Pacientes con VIH pueden desarrollar insuficiencia renal aguda.
  • Enfermedades auto inmunes, entre otras.

¿Todos las personas, que padecen presión arterial alta o diabetes tendrán enfermedad renal?

No, no todas las personas que padezcan estas enfermedades están condenadas a tener enfermedad renal crónica, es ahí donde radica la importancia de mantener controlado los niveles de presión arterial y azucar en sangre, a través de hábitos saludables y apego a los medicamentos.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas pueden ser bastante inespecíficos antes de disminuir significativamente la producción de orina, observándose disminución del apetito, náuseas o vómitos matutinos, diarrea, coloración amarillenta en la piel, palidez, inflamación en ambos parpados, alteración en la curación de heridas, ausencia de menstruación, infecciones recurrentes, cansancio o debilidad, entre otras.

¿Se cura la enfermedad renal crónica?

La respuesta no es tan simple, ya que no existe un medicamento que pueda mejorar o restituir al riñón su función normal. De acuerdo al estadio en el que se encuentre una persona con enfermedad renal, será necesario utilizar diálisis peritoneal o hemodiálisis.

hemodialisis-15

Es el trasplante renal,  la opción que brinda a estas personas la oportunidad de una mejor calidad de vida, es costoso, siendo una de las la dificultades, el poder encontrar donador compatible, y luego de realizarse el trasplante, el paciente trasplantado debe tomar una serie de medicamentos de por vida.

Así que la respuesta seria, NO SE CURA.

¿Cómo puedo prevenirla?

Es importante adoptar hábitos que conducen a un estilo de vida saludable, es decir tener una alimentación saludable, realizar ejercicio rutinario, ingerir abundante agua todos los días, evitar el tabaco y el exceso de alcohol.

bg_runner

Aunado a esto es importante que te realices evaluaciones médicas preventivas al menos una vez al año, en donde se mide tu presión arterial, realizar análisis de sangre y orina.

En el caso de las personas que ya padecen de hipertensión arterial y diabetes, se recomienda realizar evaluaciones periódicas, 4 o más evaluaciones al año, dependiendo del caso. Lo importante es chequear los niveles de presión arterial y azúcar en sangre.

Los principales efectos de la insuficiencia renal pueden encontrarse desde el alto coste económico en el tratamiento de diálisis y hemodiálisis, limitaciones en la calidad de vida y muerte.

Lo importante no es tan solo cuanto tiempo vivas… también lo es la calidad con la que lo haces… previene y hazte un chequeo.

 

 

www.eldiariodelasalud.com