Básicamente todo el cuerpo es una gran zona erogena. Algunas áreas son más sensibles y conocidas ya que potencian en un suspiro el placer y el erotismo, otras menos exploradas elevan de igual manera la líbido.

Toda la piel es una zona erógena que produce energía sexual al recibir estímulos con caricias y besos. Esta es básica en todo encuentro érotico, pero cada cuerpo reacciona de forma diferente a la estimulación, explica Christian Thomas, director del Centro de Estudio de Sexualidad Chile.

el-sexo-es-bueno-y-tu-sin-saberlo_1_1987442

Las partes erógenas del cuerpo más estímuladas son el cuellobocaorejas,espaldapechos, así como los glúteos y caderas. Ir más allá y explorar otras zonas poco comunes es esencial para mayor deleite sexual.

Por ello, enlistamos 5 zonas “desconocidas” que le dan placer a la mujer:

  1. Tobillos.  Las caricias y los besos en esta parte del cuerpo generan gran seducción en la mujer. Una investigación realizada por la Facultad de Medicina de Wake Forest en Carolina del Norte, Estados Unidos constata que los tobillos se han convertido en un centro de placer.

Fue interesante confirmar que rascarse los tobillos provoca más placer que la espalda. El grado de extásis puede ser igual al alcanzado en las relaciones sexuales, asegura Francis McGlone, responsable de este estudio.

  1. Vello púbico.  Aunque es frecuente entre las mujeres depilarse el vello púbico tanto por estética como por higiene, esta parte funciona como un estimulante sexual.

Felipe Coiffman, profesor de cirugía plástica de la Universidad de Los Andes en Bogotá, Colombia, confirma que el vello púbico capta feromonas (olores producidos por la vagina que estimulan la líbido)  Por ello, si se elimina completamente la vellosidad del pubis, podría perderse un estímulo sexual.

  1. Axilas. Esta es una de las zonas con gran sensibilidad corporal, aunque se debe tocar con delicadeza para no producir cosquillas que interrumpan el encuentro sexual..

Jorge Mascareñas, profesor del Departamento de Psiquiatría de la Universidad Autónoma de Nuevo León, afirma que la mayor sensibilidad en el cuerpo femenino se halla en partes cercanas a un orificio y también donde se hacen pliegues como en las axilas.

  1. Ombligo. El médico Paco Lacueva, director del proyecto Unión de Medicina clásica con la Medicina Natural, explica que desde el punto de vista neurofisiológico, el ombligo es una zona érogena con numerosas terminaciones nerviosas sensitivas. La excitación con caricias, besos, altera la líbido de la mujer.
  1. Detrás de las rodillas .La manera de estimularlas es con caricias y besos suaves, confirma un estudio de la University Bangor, en Reino Unido.

Experimentar la sexualidad basándose en la comunicación y satisfacción mutua, forma parte de una vida saludable con tu pareja, y una vida integral como persona.

 

 

 

 

Fuente: www.salud180.com