Si eres de las personas que gusta de las carnes rojas, la margarina, frituras, dulces, entre otros alimentos de este tipo, seria recomendable que midas tus niveles de colesterol.

El colesterol es una grasa que el cuerpo necesita para funcionar adecuadamente, forma parte de la membrana de las células, funciona como mensajero interno en múltiples funciones celulares, forma parte de hormonas necesarias para la vida, entre otras cualidades importantes.

Tenemos “dos tipos de colesterol” cuya diferencia radica en la proteína al que se encuentra unido, esta proteína es una especie de “automóvil” en donde el colesterol se conduce por toda la sangre para llegar a todas las células del cuerpo en donde es requerido. Tomando en cuenta que el colesterol es necesario para el funcionamiento del cuerpo, no existe un colesterol bueno o malo como tal, este termino se encuentra en relación a la proteína o “automóvil” en el que se conduce.

El colesterol LDL es el llamado “colesterol malo”, ya que su unión con la proteína LDL en la que se conduce es muy lábil, esto quiere decir que puede desprenderse fácilmente, generando placas ateroscleroticas. Por lo tanto es un factor de riesgo para padecer enfermedades cardiovásculares como hipertensión, infartos, eventos cerebrovásculares, entre otras.

En el caso de el colesterol HDL o “colesterol bueno” la unión a su proteína es mas fuerte, por lo que desligarse de ella es mas difícil. De esta forma se considera como protector para nuestra salud.

Por ultimo tenemos el colesterol VLDL, que contiene la mayor cantidad de trigliceridos y favorece a que el colesterol se acumule en la pared de las arterias.

colesterol

Se considera el valor normal entre 120-200 mg/dl para el colesterol LDL, 40-60 mg/dl para el HDL y 2-30 mg/dl para el VLDL.

Entonces… ¿Cual es la mejor combinación para bajar el colesterol malo?

En principio una dieta baja en grasas saturadas y actividad física. Si bien es cierto existen varias bebidas naturales que pueden favorecer a disminuir los niveles de colesterol en sangre, únicamente poseer estilos de vida saludables favorecen a largo plazo a disminuir estos niveles.

la-dieta-mediterranea

 

Para controlar el colesterol malo a través de la alimentación hay que potenciar la dieta basada en frutas, verduras, pescados azules, legumbres, carnes magras y los frutos secos, en especial las nueces por su alto contenido en omega 3. Con el objetivo de reducir al máximo la ingesta de grasas, se recomienda consumir lácteos “descremados o semi-descremados” , utilizar aceite de oliva en la cocina y beber agua, evitando el alcohol de alta graduación y las bebidas azucaradas.

 

 

www.eldiariodelasalud.com