Hábitos que dañan tus riñones

Hábitos que dañan tus riñones

0

Los riñones son esos maravillosos órganos encargados de filtrar la sangre formando la orina por donde se desechan múltiples sustancias toxicas para el cuerpo, por otro lado también regulan los niveles de presión arterial y brinda cierto equilibrio en el aparto circulatorio.

Nadie puede vivir si estos órganos no funcionan adecuadamente, por esta razón es necesario un tratamiento compensatorio como diálisis peritoneal, hemodiális o trasplante renal, en aquellas personas con daño renal crónico o permanente.

La insuficiencia renal cada vez es más frecuente dentro de la población, no importando edad o condición socio-económica, de tal forma que evitar todos aquellos hábitos que afectan los riñones es muy importante. A continuación te detallamos algunos.

 

Consumo excesivo de sal

La dosis máxima recomendada al día es de tan solo 1,500 miligramos. Cuando se consume sal en exceso favorecemos la retención de líquidos y la posibilidad de presentar hipertensión arterial, lo cual causa daño renal progresivo y el mismo daño renal favorece a que la presión arterial se eleve.

Mucha soda y/o alcohol

Personas que tienden a tomar bebidas gaseosas frecuentemente pueden presentar insuficiencia renal y cálculos renales, que en determinado momento también pueden ser un factor para dañar el riñón. Por otro lado el consumo excesivo y regular de alcohol, causa daño directo sobre la función renal.

Las medicinas antiinflamatorias

El uso indiscriminado por mucho tiempo de medicamento antiinflamatorios no esteroideos, como diclofenáco, acetaminofén, ibuprofeno, dexketoprofeno, entre otros, puede causar daño renal crónico. El uso de antiinflamatorios es muy frecuente dentro de nuestra población, ya que se encuentran sin receta médica; esto no significa que no deben utilizarse, pero únicamente cuando se encuentra indicado y por un tiempo no mayor al recomendado por el especialista.

Demasiada ingesta de proteínas

Cuando nuestra dieta es base de proteínas, principalmente la que proporcionan las carnes, podemos forzar la función renal generando daño en el mismo, de tal forma que recomienda no consumir mas de tres veces por semana, y que no sea la principal fuente de nuestros alimentos.

El cigarrillo

El consumo de cigarrillo favorece al daño renal especialmente por la lesión que provoca en los vasos sanguíneos que se dirigen hacia estos órganos, por otro lado se asocia a hipertensión arterial que se suma a esta lesión continua.

El sedentarismo

La inactividad física favorece a la aparición de diabetes e hipertension arterial, enfermedades que se consideran las principales causas de enfermedad renal crónica y se pueden prevenir.

 

 

www.eldiariodelasalud.com