Enfermedades más frecuentes en el verano

Enfermedades más frecuentes en el verano

0

Las enfermedades se presentan regularmente dependiendo de la época del año, aunque existen algunas que son atemporales y se relacionan con las condiciones propias en cada región. Durante el verano se pueden identificar las siguientes como las más comunes.

12519-como-curar-un-oido-tapado

  1. Pie de atleta: El comúnmente conocido pie de atleta es una infección provocada por hongos, muchas veces asociada a bacterias. Las condiciones de calor y humedad que se generan durante el verano favorece a que este tipo de microorganismos proliferen si no contamos con los cuidados necesarios. Por otro lado frecuentar duchas, saunas o piscinas públicas es un factor para el contagio. Utilizar calzado que no genera calor excesivo, mantener los pies limpios y secos son las principales medidas para evitar este problema.
  2. Otitis externas: Las otitis o infecciones de oído, especialmente del conducto auditivo externo son muy frecuentes en esta época del año, la humedad que puede generar el calor favorece a infecciones provocadas por hongos y el sumergirse en piscinas, ríos o lagos también son un factor importante. Es recomendable realizar una ducha todos los días en donde dejemos correr abundante agua hacia el conducto auditivo, secando posteriormente el exceso con un paño o toalla, sin introducir ningún tipo de objeto como hisopos.
  3. Conjuntivitis: La infecciones, irritaciones o inflamaciones de la conjuntiva ocular aumentan en estos días especialmente por el exceso de polvo y humedad, evitar tocar los ojos con las manos sucias, lavarlos al menos una vez al día con shampoo libre de alcohol o realizar un limpieza con agua de manzanilla, son algunas medidas para evitar estos cuadros.
  4. Reacciones alérgicas: Las reacciones alérgicas las hay de todo tipo, para algunas personas se presentan como rinitis alérgicas debido al polvo, el polen o le misma humedad; aquellas que padecen asma incluso pueden exacerbarse los síntomas, por lo que evitar cambios bruscos de temperatura y ambientes que provocan los síntomas respiratorios, es la principal medida para evitar complicaciones. Por otro lado pueden aparece reacciones alérgicas en la piel por piquetes de mosquitos, exceso de sudoración e incluso exposición solar por tiempo prolongado. Tomar una dos duchas durante el día, utilizar cremas hidratantes con bajo contenido de grasas o aceites y aplicar protector solar todos los días son algunas medidas a tomar.
  5. Gastroenteritis o infecciones intestinales: Enfermedades gastrointestinales provocadas por parásitos y virus son bastante frecuentes, en cuanto a los parásitos suelen aparecer cuadros de amebiasis, rotavirus destaca dentro del grupo de los virus y en muchos casos también surgen infecciones por bacterias como la salmonella por alimentos en mal estado o mal preparados, especialmente pollo y mariscos. Evitar tomar agua contaminada, lavarse las manos luego de ir al sanitario y ser muy cuidadosos al momento de cocinar, puede evitar que terminemos con el médico.
  6. Infecciones urinarias: El calor y la humedad, aunado a una hidratación deficiente son los principales factores de riesgo para padecer infecciones urinarias, especialmente en las mujeres. Tomar abundante liquido, es decir entre 6 y 8 vasos, hasta 10 o mas dependiendo de la actividad que realicemos es la medida básica. No utilizar ropa ajustada o que genere mucho calor y sudoración, miccionar luego de tener relaciones sexuales y conservar una higiene adecuada evitará que se presenten estos padecimientos.

causas-del-mal-olor-3

Se puede disfrutar del verano si en principio cuidamos de nuestra salud, siempre consultando con el médico en cuanto notemos que algo no se encuentra bien.

 

 

www.eldiariodelasalud.com