6 Hábitos saludables para la vida diaria

Con el cambio de año llegan los cambios de vida y los buenos propósitos. Y es que despues de las uvas, cuando el reloj marca la medianoche y todos están celebrando, es increiblemente fácil decidir nuestros objetivos para año nuevo. Aunque la realidad suele ser distinta una vez que terminan los días festivos.

Las tres peticiones más populares son dejar de fumar, hacer más ejercicio y vivir de manera más saludable. Sin embargo, el 80% de las personas tiran la toalla ya en la segunda semana de febrero. De hecho, solo el 9.2% de las personas que se propusieron perder peso y vivir más saludablemente lo consiguen.

no te rindas

Es por este motivo que queremos ayudarte a alcanzar tus objetivos y a que lleves una alimentación saludable, reuniendo para ello algunas ideas que te ayudarán a adoptar ese estilo de vida más sano que tanto deseas en solo unos pocos pasos. La mejor parte es que podrás combinarlo fácilmente con tu trabajo diario .

1. ¡Siéntese menos, camine más!

Permenecer mucho tiempo sentado es el nuevo hábito perjudicial además de fumar, debido a que estar sentados largos períodos de tiempo hace que se ejerza más presión sobre el corazón, que tiene que bombear con un 50% más de fuerza para suministrar sangre al cuerpo. El páncreas, los riñones y el colon tampoco están contentos con el poco ejercicio. Además, se genera tensión en nuestros ojos y cuello, que a menudo conduce a dolores de cabeza. 

Además, la fuerza muscular disminuye, especialmente alrededor de la cintura, ¡hola lorzas! ¿Pero que puedes hacer? Trabajar de pie con más frecuencia es un buen enfoque. Sin embargo, caminar es mejor para tu cuerpo. Por lo tanto, la tendencia es hacia el “hábito de caminar 2 minutos”, que consiste en caminar dos minutos después de cada hora que está sentado. ¡Visite a sus colegas en otro departamento, lleve su taza a la cocina… cualquier cosa que le haga moverse!

equipo feliz

2. Evite el ascensor

No tenemos que explicar por qué, consulte más arriba. Suba las escaleras siempre que tenga la oportunidad: ¡su respiración, cintura y muslos se lo agradecerán!

3. Beba lo suficiente

Los días de «Mad Men» han terminado y el agua de jengibre es el nuevo whisky. Traiga una bonita y práctica botella o jarra que facilite tener preparada limonada fresca, deliciosa agua afrutada o té caliente. 

Sus colegas quedarán impresionados, porque también puede hacer que se vea super cuqui. Sin embargo, es muy normal que a pesar de ello se nos olvide beber. Asocie este hecho a su caminata de dos minutos, ¡y podrá administrar fácilmente sus 2 litros diarios!

agua de fruta

4. ¡Lucha contra el estrés!

Un alto porcentaje de personas hoy en día están estresadas a causa de su trabajo y de su ritmo de vida. Esto es preocupante si se consideran las consecuencias que puede tener el estrés. Aparte de las consecuencias psicológicas como el agotamiento, los trastornos de ansiedad o el tinnitus, también hay muchos síntomas físicos. 

Los dolores de cabeza y los trastornos del sueño son probablemente los más comunes, pero también pueden resultar del estrés enfermedades cardiovasculares, problemas estomacales e intestinales y una mayor susceptibilidad a las infecciones.

Así que tómate un minuto cada mañana para pensar qué es lo que esperas del día de hoy. ¿Cuáles son tus metas? ¿Y de qué estás agradecido? Estructura tu día y notarás que comienzas de una manera más uniforme.

Por la noche, reflexione brevemente sobre si ha logrado sus objetivos. ¿Qué quieres mejorar mañana? ¿Qué fue genial hoy?¿De que que te enorgulleces de lo que hiciste? Si le ayuda, también puede tomar notas breves, le servirá para darse cuenta de que todas las preocupaciones son infundadas y de que lo tiene todo bajo control. Incluso si las cosas no siempre salen según lo planeado.

agradecido

5. Cree su propio mini descanso

Tómese cinco minutos por las mañanas y por las tardes en los que pueda tomar un café o té, tome una manzana o simplemente mire por la ventana.

Se trata simplemente de apartar los ojos de la pantalla y pensar brevemente en algo que le dé placer. ¿Que va a cenar esta noche? ¿Cuáles son los planes de fin de semana? Charle con sus colegas sobre el gran vestido en el escaparate de la esquina, analice el partido de liga de ayer o intercambie ideas de recetas, no importa. 

Lo principal es que no piense en la montaña de papel en su mesa. ¿Y si sigue creciendo en estos cinco minutos? No importa. Se encargarás de eso cuando esté listo. En cinco minutos.

beber té

6. No coma cuando esté estresado

Especialmente para los no fumadores, la primera reacción a la fiebre frenética suele ser meter la mano en la bolsa de ositos de goma. Esto es contraproducente, porque el estrés ya está molestando lo suficiente a su cuerpo. Mejor apórtele algo rico como un batido, unas pasas o un puñado de nueces.

Sin embargo, lo mejor que puede hacer es evitar por completo comer bajo estrés, porque apenas nota lo que está comiendo y, en consecuencia, tiende a comer más de lo que de otra manera comería. Esto también se aplica a las comidas principales: trate de no apresurarse a la mesa del almuerzo desde la sala de reuniones y respire rápido de antemano; de lo contrario, solo se meterá la comida sin control. ¡Mejor disfrutar!

Puede que ahora todas estas recomendaciones le parezcan demasiadas cosas. Lo mejor es ir poco a poco incorporando rutinas cada dos meses. Se necesitan unos 66 días para que un hecho se convierta en hábito y que le parezca tan natural como cepillarse los dientes por la mañana. No se preocupe, puede hacerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *