¿Cómo funciona el Detox o «Desintoxicación digital»?

La tecnología moderna es algo maravilloso. Pero, ¿Alguna vez has considerado cuánto tiempo pasas frente a tu teléfono inteligente o portátil todos los días? ¿Unas pocas horas?¿Medio día? Además, ¿No te pasas que has cogido tu teléfono por alguna razón, pero de repente te has encontrado navegando por el facebook o el instagram? De hecho es que, ¡Usamos nuestro movil más de 50 veces al día! 

Piense en los efectos que esto tiene en su vida diaria y en cómo este hábito puede aumentar su nivel de estrés, afectar su ritmo de sueño  y, en última instancia, simplemente quitarle tiempo super valioso. También descubrimos en una encuesta que a un tercio de la gente les gustaría dejar de lado su teléfono movil por la noche aunque no son capaces. 

Es por eso que aquí te damos algunos consejos sobre cómo perder menos tiempo online y comenzar una desintoxicación digital.  

Por que deberías desintoxicarte

Si miras mucho la pantalla, fatigas tu vista; probablemente eso esté claro, pero aparte de eso, simplemente estamos condicionados a querer estar online todo el tiempo, porque nos gustan las interacciones sociales que el mundo digital nos permite: nuestros cerebros liberan dopamina en respuesta al reconocimiento social.

Sin embargo, la falta de esta sustancia mensajera (que surge si de repente ya no recibe notificaciones) aumenta tu nivel de estrés. Es por eso que después de enviar un mensaje o publicar algo, buscas tu teléfono cada pocos minutos para ver cuantos likes/comentarios recibes.

Una desintoxicación digital trata exactamente de esta necesidad de afecto y aprecio. La tesis es: si recorres «conscientemente» la vida cotidiana, de modo que seas consciente de todas tus emociones, vivas el momento y medites «activamente», por así decirlo, podrás afrontar mejor esta necesidad. 

Por ejemplo, puedes tener un día genial o un dia terrible pero en ambos casos sabrás por qué y disfrutarlo o esperar a que pase. Aquellos que viven más conscientemente y son uno con ellos mismos viven más equilibrados.  

¿Qué tiene esto que ver con la desintoxicación digital? Bueno, pues tiene que ver. Si constantemente tienes tu teléfono móvil o tableta en la mano, estarás demasiado distraído para vivir el momento y, por lo tanto, no podrás experimentar tu vida cotidiana de manera consciente: tu juguete digital te dificultará mantenerte conectado a la realidad.

Incluso una pequeña cantidad de actividad física es suficiente para hacernos sentir menos estresados: una carrera de 20 minutos puede mejorar tu concentración y mantener tu mente despejada.

¿Cómo comenzar tu cura de desintoxicación digital?

1. Registra tu tiempo digital

«No soy adicto a mi movil», «Si apenas uso mi portatil» son frases que se repiten cuando uno piensa que no necesita una desintoxicación digital. Muchos de nosotros estaríamos bastante sorprendidos si supiéramos exactamente cuánto tiempo pasamos realmente frente a la pantalla.

Muchos sistemas operativos de teléfonos inteligentes / tabletas / ordenadores te permiten realizar un seguimiento de cuánto tiempo pasas activamente con ellos. Échale un ojo. Aún más impactante que esto es quizás el desglose del tiempo que pasamos en cada una de las aplicaciones con las que pasas este tiempo: puede que no sea algo malo si las aplicaciones en las que mas tiempo pasas son aplicaciones de trabajo o de salud, pero si son las redes sociales las que están consumiendo la mayor parte de tu tiempo, entonces realmente deberías considerar tomar un descanso digital.

2. Optimiza adecuadamente el uso de tu teléfono inteligente

¿Dónde estaríamos sin nuestro teléfono movil? Para muchos de nosotros es lo primero que miramos por la mañana y lo último con lo que pasamos el tiempo por la noche. Y eso puede convertirse en un problema: si solo tenemos que pasar unos minutos sin nuestro teléfono inteligente, esto puede afectar nuestro ritmo de sueño. 

La forma correcta de «apagar» es asegurándote de no tener tu teléfono inteligente contigo en todas partes y todo el tiempoHazte el favor de no revisarlo hasta que hayas completado tu rutina matutina. Por ejemplo, adquiere el hábito de dejar tu teléfono inteligente en el bolsillo de camino al trabajo y leer un periódico, revista o libro. O establece la regla de no llevar tu teléfono inteligente a la cama, sino cargarlo fuera del dormitorio durante la noche.

3. Detox para dos

¡Es posible que esto sea más facil si puedes convencer a alguien de que se suba a su tren de desintoxicación! Ya sea un miembro de la familia, un amigo o un colega de trabajo, si tienes a alguien a tu alrededor que también quiere pasar menos tiempo delante de la pantalla, te sentirás menos solo. 

Y eso alivia el estrés. Podeis almorzar juntos o probar un nuevo deporte que sea perfecto para dos, como tenis o squash. Con un compañero de desintoxicación, otro par de ojos asegura que no vuelvas a desplazarte repentinamente de forma subconsciente por un feed.

Torre de telefonía celular:

Una forma sencilla de cómo ustedes, como grupo de amigos, pueden suprimir la necesidad de revisar nuevas notificaciones de inmediato: la próxima vez que estén juntos, todos colocan su teléfono inteligente en el medio de la mesa en una pila. Quien se debilite primero y levante el celular, paga la siguiente ronda o tiene que invitar a los demás a cenar pronto.

4. Introduzca reglas y cúmplalas

La abstinencia puede ser difícil: Para que te resulte más fácil comenzar con tu desintoxicación, puedes acordar ciertos momentos del día como tiempo fuera de línea contigo mismo. 

Pero cuidado: Es poco realista pensar que durante varias días no revisarás los correos electrónicos de tu trabajo, ni atenderás llamadas importantes. Tampoco es eso, pero no hagas más de lo estrictamente necesario: date una hora por la noche en la que la gente pueda contactarte por ejemplo. ¡Así es como funciona la desintoxicación!

5. Disfruta tu nueva libertad

Si logras afrontar tu día a día con más mindfulness y tienes la sensación de que ya no tienes que estar disponible las veinticuatro horas del día, te sorprenderá la cantidad de tiempo que de repente tienes.

Ahora es el momento de recompensarse por depender menos de tu teléfono inteligente: Podrás preparar una cena deliciosa, tumbarte en el sofá con una copa de vino y un buen libro, o relajarse con un breve ejercicio antiestrés.¡Te lo mereces! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *