es mala la pornografía

¿Es mala la pornografía?

«Uhhh. Ahhhh. Ohhhh, cariño! ¡Dámelo! ¡Más duro, más firme, más rápido!” Pechos y penes grandes, mujeres gritando extasiadas al menor contacto acompañadas de un montón de esperma. Además, siempre con primeros planos detallados de orificios corporales y órganos sexuales primarios y secundarios. Eso y mucho más es la pornografía convencional. 

A menudo sexista, racista, homofóbica y transfóbica, con 0 diversidad. Y eso sin darnos cuenta va dando forma a nuestra sociedad y, por lo tanto, a nuestras expectativas sobre el sexo. Más de lo que nos imaginamos.

Pero ¿Tan mala es la pornografía? ¿Es algo tan inmoral e indecente? La respuesta es no.

El problema no es tanto la pornografía sino el tipo de pronografía. Y es que el tipo de pornografía que más se consume suele dar lugar a falsas imágenes e ideas sobre la sexualidad. La buena noticia es que hay altenativas como por ejemplo la «pornografía feminista» (es posible que hayas oído hablar de Erika Lust), que a través de películas nos muestran la tremenda diversidad de formas que nos ofrece la pasión mostrando a mujeres, lesbianas, personas intersexuales, personas trans y todo tipo de opciones sexuales que van descubriendo. 

La sexualidad se presenta como algo fundamentalmente positivo y las personas se alejan de las formas y dimensiones estereotipadas del cuerpo. Este porno versa más sobre la educación, sobre empoderar a las personas de una manera positiva y liberarlas de la vergüenza. Porque: La libertad sexual es una parte importante de la búsqueda general de la libertad (emancipación).

La pornografía no es un género uniforme, al igual que el sexo no requiere una «práctica uniforme». 

El enfoque aquí es mostrar que la pornografía no es un género uniforme y que el sexo tampoco requiere una “práctica uniforme”. El BDSM es una parte tan importante como cualquier otra cosa. Amor gay, amor lésbico, amor heterosexual y todas las demás formas de amor.

Ya no se trata tanto de grupos ni estereotipos concretos sino que los límites van cambiando. En este porno no solo hay prácticas sexuales estereotipadas. Los roles y las adscripciones hombre / mujer a las que estamos acostumbrados son solo construcciones de nuestro pensamiento social y requieren urgentemente una nueva actualización. El término «natural» o «antinatural» es realmente un término artificial, porque las mujeres, por ejemplo, no son naturalmente pasivas, y esto es lo que suele mostrar este tipo de pornografía.

Además tampoco se trata de devaluar a las personas como sucede en la pornografía convencional, sino más bien de crear alternativas realistas y tomar conciencia de ellas. Por tanto, la cuestión central no es si la pornografía puede ser feminista, sino cómo y en qué medios.

La pornografía diversa logra que todos aquellos que no cencajan, o mejor dicho, que encajan menos a los conceptos heteronormativos NO son devaluados, desvanecidos o fetichizados. 

Varias formas de pornografías logran, entre otras cosas, que todos los cuerpos, sexualidades e identidades que no corresponden, o mejor dicho menos, a los conceptos heteronormativos NO sean devaluados, desvanecidos o fetichizados, y que a las personas, sea cual sea su sexualidad, forma corporal, etc., simplemente se les permita tener relaciones sexuales como a cualquier otro ser humano, demostrando que también son buenos, correctos y normales.

Porque si la pornografía es así, entonces, en mi opinión, las actividades sexuales consensuadas entre adultos no necesitan ninguna regulación externa (como la censura).

Pero, ¿dónde puedes encontrar porno feminista?

Todos estamos acostumbrados a un acceso muy rápido y gratuito a la pornografía. 

Todos estamos acostumbrados a un acceso muy rápido y gratuito a la pornografía. No es tan fácil con la pornografía feminista / FLIT, porque los productos de alta calidad cuestan dinero (#fairporn, #ethicalporn, #payforyourporn). Pinklabel.tv es a veces el único servicio de transmisión en el que se recopilan y se ponen a disposición varios tipos de pornografía de este tipo. De lo contrario, solo puede comprarlos de forma individual.

Aquellos que estén particularmente interesados ​​en este tema pueden visitar el Premio ProYes, que tiene lugar cada dos años en Berlín (próxima vez: octubre de 2019). Esto es internacional y honra a los artistas intérpretes o ejecutantes y productores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *