6 Hábitos que debes evitar en tu rutina nocturna

¿Sabías que no solo es importante empezar bien el día, sino también hacer una adecuada planificación nocturna? Seguramente despues de una largo día de trabajo solo estés pensando en tirarte en tu cómodo sofá, pero créeme, debes luchar contra la pereza y cambiar estos 6 hábitos nocturnos que no te vienen nada bien. también te damos alternativas, así pues sigue leyendo!

1. Por las noches pasas muchas horas en el sofá

¿Pasas la mayor parte de tus horas de trabajo sentado? Si ese es tu caso, al final del día deberías renunciar a tu ritual de descanso en el sofá. Estar sentado permanentemente no solo promueve una mala postura o dolor de cuello, sino que también puede promover enfermedades del sistema cardiovascular.

LA SOLUCIÓN: MUÉVETE

Con el deporte no solo haces algo bueno para tu cuerpo, sino que también despiertas tu mente cansada:

  • Incluye un entrenamiento corto en su rutina nocturna para que su circulación funcione.
  • Dé un largo paseo al aire libre.
  • Practique la relajación en forma de meditación o con una sesión de yoga.

Nota:

No planifique un ejercicio demasiado intenso justo antes de acostarse, ya que puede tener problemas para conciliar el sueño. Así que termine su sesión de entrenamiento una o dos horas antes de irse a dormir para que su cuerpo tenga tiempo suficiente para descansar.

2. Sueles cenar de forma abundante

El deseo de una comida abundante o los antojos de dulces nosturnos suelen ser inevitables después de un largo día de trabajo. Pero debido a los antojos, dejas de prestar atención a la sensación de saciedad y acabas comiendo más de lo que realmente necesitas. Es necesario contrarrestar este fenómeno para no sobrecargar demasiado tu digestión y no perjudicar la calidad de tu sueño. 

Las porciones pequeñas son la clave del éxito

Es importante prestar especial atención a la dieta adecuada en su rutina nocturna:

  • Ingiere tu cena en pequeñas cantidades.
  • Presta atención a los tipos de alimentos que comes por la noche o usas para cocinar.
  • Intenta que estos sean bajos en grasas y azúcares.

3. Siempre te conectas por las noches

Estar conectados en cualquier momento del día se ha convertido en algo normal para nosotros. Independientemente de si te sientas frente a la pantalla de tu ordenador en el trabajo o usas redes sociales en casa con tu teléfono inteligente por la noche: tus ojos y, sobre todo, tu cabeza trabajan constantemente a toda velocidad. 

Pero es precisamente este hábito el que le impide desconectarse mentalmente. También afecta a su capacidad para concentrarse y puede generar dolores de cabeza.

Necesitas un descanso de tu smartphone

Sepárate de tus compañeros electrónicos: teléfonos inteligentes, computadoras portátiles y compañía deben estar apagados especialmente por la noche:

  • En cambio, lee un libro.
  • Haz manualidades.
  • Medita.

4. Bebes demasiado cafe o bebidas con cafeina

¿El ritual matutino incluye bombas de cafeína como café caliente o refrescos con cafeína?Está claro que estas bebidas pueden aportarte mas energía y motivación pero hay una cosa que debes saber: lo que te ayuda durante el día puede ser contraproducente a medida que éste avance. 

Si tomas estas bebidas por la noche, puede suceder fácilmente que los efectos solo aparezcan cuando ya estés tratando de dormir. El resultado son noches de insomnio y fatiga al día siguiente.

Lo ideal es sustituirlas por infusiones o té

Los tés relajantes, como el té de manzanilla o el té de jengibre con limón , le permitirán relajarse por la noche.

5. Te echas siestas muy largas

El trabajo diario a veces puede consumir mucha energía … Por lo tanto, no es sorprendente que anhele una siesta corta. ¿Estás cansado y solo quieres acostarte unos minutos? Asegúrate de que tu siesta no te cueste horas de sueño. De lo contrario, es posible que no puedas cerrar los ojos por la noche.

Lo mejor son las siestas energéticas.

Los Powernaps son la solución ideal para recargar sus baterías . Si incorporas una siesta energética a tu rutina nocturna, asegúrate de que dure un máximo de 20 minutos. De lo contrario, se quedará dormido.

6. Te llevas el trabajo a casa

¿Tienes estrés en el trabajo y estás pensando en trabajar unas horas más en casa? Para recargar tus reservas de energía, necesitas un descanso de tu entorno profesional, tanto física como mentalmente.

Debes conciliar tu vida personal y familiar

Piensa qué actividades te relajan: puede ser, por ejemplo, dibujar, cocinar, tocar música o alguna actividad deportiva relajante. Tus actividades favoritas no solo te alejan del trabajo, sino que también fomentan tu creatividad y crecimiento personal. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *