Cistitis

7 consejos para ayudar a prevenir la cistitis después del sexo

El trío obligatorio que te encuentras siempre despues del sexo: Tu pareja, tú y la cistitis. Si es así no te preocupes, en este post te contamos que puedes hacer para evitarlo y que paseis a ser dos de nuevo!

Para los afortunados que aún no lo saben: Los primeros signos de una infección de la vejiga suelen ser una sensación de ardor al orinar, ganas de hacer pis una y otra vez, (aunque luego salga poco) y una sensación de incomodidad. Como yo también había tenido suficientes veces de orinar en llamas, leí y realicé algunos estudios de campo.

¡Aquí está, la guía positiva urinaria!

1. Empezando por lo básico: ¡Lávate las manos!

Si tiene la intención de complacer a su ser querido con sus dedos super hábiles, debe mantenerlos limpios y agradables. Durante un trabajo manual, la entrada uretral se irrita por el tacto y la fricción, lo que hace que todo el tracto urinario sea más susceptible a infecciones. 

De este modo también corre el riesgo de distribuir bacterias por todas partes. Por tanto tómate el tiempo necesario para lavarte. Hay sitios que recomiendan guantes. Yo no los recomiendo nunca, con una higiene adecuada es más que suficiente.

2. Enjuague, enjuague, enjuague.

Una vez que tenga infección en la vejiga después de tener relaciones sexuales, no es necesario que envíe a su amante culpable a la farmacia más cercana para que le traiga todas las píldoras del universo: la mejor ayuda es beber mucha agua y orinar a lo bestia. 

Sí, sé que arde y duele mucho, pero una vejiga llena genera más presión al orinar, lo que prácticamente elimina las bacterias desagradables con un pis de alta presión. Y con cada empujón cada vez va siendo mejor. Prometido.

3. Atención anal

Está muy bien que os divertais por detrás, sin embargo debes saber que si despues de esto tienes cistitis la culpa es toda suya, o al menos, en el 80% de los casos. A la bacteria intestinal Escherichia Coli le gusta migrar por la uretra y prender fuego a todo allí. Por lo tanto: Lave todo lo que ha usado en la parte posterior antes de usarlo en el frente. Eso significa cambiar condones, lavarse las manos y los juguetes y, lo siento, no alternar la penetración entre la vulva y el ano. ¡Never!

4. No quedarse dormida después del sexo

Sé que es difícil no hacerlo dado que nos quedamos super agustito pero después de una noche de pasión suelen quedar muchas bacterias alrededor. Si quieres evitar la infección de orina después de tener relaciones sexuales acostúmbrate a refrescarte la zona con un paño limpio y húmedo. 

5. Beba un vaso de agua antes de lanzarte

Beba para que la bomba no se vacíe. Después del sexo, la cantidad de bacterias en la bóveda vaginal aumenta enormemente, así que prepárate: ¡micción poscoital, baby! Probé con la cerveza y también me fue bien.

6. Confíe en el color de su orina

Si trabaja diligentemente en la profilaxis, también podrá observar su éxito en el baño. Mientras más agua beba, más ligera será su orina. Si nota que la sangre se mezcla en la orina, la infección de la vejiga está bastante avanzada y debe consultar a un médico pronto, quien puede recetarle antibióticos.

7. Beso y Netflix

Si la infección de la vejiga sigue reapareciendo, nada funciona mejor que tomar un descanso. Una vez que está en marcha, cualquier irritación lo empeorará nuevamente. Cierra las piernas y abrace los masajes de pies, la bolsa de agua caliente, algo agradable en la tele y el confort de la cama.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *