Cinco errores que perjudican la salud de los pies en verano

Caminar descalzo, no usar calcetines o no secarse bien entre los dedos son los principales descuidos que solemos cometer en verano. Ciertas actitudes con nuestros compañeros de abajo pueden favorecer las micosis, la aparición de insectos y otros problemas. Ha llegado la temporada más calurosa del año y con ella, la oportunidad perfecta para lucir los pies en sandalias o zapatos abiertos, pero para ello es fundamental cuidar bien esta parte del cuerpo. 

El calor excesivo y la transpiración, por ejemplo, pueden provocar la aparición de hongos y bacterias, provocando sabañones, micosis o incluso caída de uñas, en los casos más graves. Para evitar este tipo de molestias, el podólogo y coordinador técnico de Doctor Feet, red especializada en el cuidado de los pies, Malú Pinheiro, enumeró los seis errores más comunes que cometen las personas en el verano y que pueden afectar la salud de los pies. 

No usar calcetines

Con el calor, algunas personas abandonan los calcetines, un gran error, especialmente cuando se usan zapatillas. «A pesar de estar en verano es importante usar calcetines, especialmente calcetines de algodón, que absorben mejor el sudor de los pies, mejorando la comodidad para el ejercicio», aconseja Malú.

Usar siempre los mismos zapatos

Este error es común en cualquier época del año, pero en verano los pies transpiran aún más, por lo que se recomienda alternar los zapatos y dejarlos que se aireen un poco después de su uso.

No cuidar adecuadamente tus pies

Muchas personas solo recuerdan esta parte del cuerpo cuando tienen que ponerse sandalias en verano, pero descuidan la salud de los pies durante todo el año. «Te aconsejo que observes cualquier cambio en el color de las uñas, sequedad o aparición de ampollas, así como el uso de productos específicos para los pies, llevar una dieta equilibrada y hacer visitas periódicas al podólogo, no solo en verano, para tener uñas y pies sanos «, recomienda el podólogo.

No secarte bien los pies

Secarte bien los pies después del baño es fundamental, incluso en los días calurosos, sobre todo si después tienes pensado ponerte zapatos. La humedad entre los dedos puede causar sabañones, por lo que es importante dejarlos bien secos una vez finalizado nuestro baño.

Caminar descalzo en lugares públicos

Este es un error bastante común, especialmente en esta época del año. “Es necesario llevar calzado, sobre todo en la playa, donde la incidencia de parásitos, como Tunga Penetrans (que provoca la chinche), es mayor”, advierte el experto.

Cómo puedes ver con pequeños cuidados es posible tener unos pies perfectos y evitar posibles problemas en una época del año tan apetecible como el verano!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *