Ocho trampas de azúcar ocultas en los alimentos con las que has de tener cuidado

Las seducción en forma de alimentos bajos en calorias e incluso algunas supuestas alternativas a los alimentos convencionales, como los edulcorantes, rápidamente se convierten en una ilusión. En este post vamos a hablarte de las ocho mayores trampas de azúcar escondidas en alimentos que nunca te imaginarías.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la cantidad diaria de azúcar recomendada no debe superar los 50 gramos. Eso es alrededor de 16 terrones de azúcar. Sin embargo, el consumo diario real de azúcar por día en paises desarrollados suele estar alrededor de 100-125 gramos por persona.

No es de extrañar que el consumo de azúcar sea tan alto, porque estamos rodeados de la sustancias que lo contienen. Para arrojar un poco más de luz sobre la oscuridad, te diremos dónde se esconden las principales trampas de azúcar y qué alternativas tenemos.

Cuidado con la dulce tentación: las mayores trampas de azúcar acechan aquí

El azúcar está asociado con la recompensa y la sensación de bienestar en nuestro cerebro, pero pasarse en su consumo puede tener un impacto importante en nuestra salud. Y es que el consumo excesivo de azúcar tiene, entre otras muchas consecuencias, la aparición de caries, obesidad o incluso diabetes.

1. Ositos de goma

Estos coloridos amigos, que a menudo se comen entre horas y que parecen super ligeros, pueden aportar mucha azúcar a nuestra dieta. Dicho en sentido figurado: hay alrededor de 25 terrones de azúcar por cada bolsa de 100 gramos.

Si quieres picar entre horas alimentos dulces y más saludables, mejor tira de frutas o verduras frescas. Esto es saludable y proporciona muchas vitaminas y minerales.

2. Yogur de frutas

Parece inofensivo, pero suele contener mucha azúcar. Y es que una taza de 250 gramos con yogur de cereza, melocotón o fresa puede contener hasta 11 terrones de azúcar. Por tanto, es mejor utilizar yogur natural y añadir un poco de fruta fresca.

3. Copos de maíz y mezclas de muesli

¿Crees que estás empezando tu día de forma saludable con un desayuno basado en muesli o copos de maiz? Pues dejanos decirte que no necesariamente, porque la variante azucarada puede contener nada menos que 12 terrones de azúcar por cada 100 gramos.

El muesli crujiente y otras mezclas de muesli son a menudo verdaderas trampas de azúcar que contienen alrededor de 8 a 10 terrones de azúcar por cada 100 gramos. Por lo tanto, siempre que puedas elije copos de maíz sin azúcar, mezclas de muesli o copos de avena pura.

4. Barras de granola

Las barras de muesli pueden ser un alimento engañoso a pesar de que lleven edulcorantes. Y es que una barra contiene alrededor de 3 a 4 terrones de azúcar. Aunque esto es menos que una barra de chocolate que contiene 5 piezas de azúcar, la cantidad sigue siendo considerable, especialmente porque seguramente creas que en realidad te estás dando un capricho con algo bueno.

Por lo tanto, también en este caso, es importante encontrar alternativas más saludables y con menor contenido de azúcar como por ejemplo, nueces, un yogur natural o pasteles de arroz.

5. Salsa de tomate

Muchas veces pensamos que el azúcar solo se encuentra en las cosas dulces, aunque esto no es necesariamente cierto. Hay muchos productos que, aunque no tengan pinta, suelen llevar azúcar incorporado como las salsas. Un sobre de 20 gramos de salsa de tomate prefabricada puede contener alrededor de 4,5 gramos de azúcar o 1,5 terrones de azúcar. 

Si ya hablamos de salsas y aderezos industriales, a menudo resultan ser auténticas trampas de azúcar. Es mejor echar un vistazo a la etiqueta o pasar directamente a las salsas y aderezos caseros.

6. Pizza preparada

La trampa del azúcar acecha incluso en las pizzas preparadas. Una pizza puede contener hasta 14 gramos de azúcar. Eso es más de 4.5 terrones de azúcar. Y lo peor es que una pizzamuchas veces suele ir seguida de un postre dulce, como helado o chocolate. Aquí también vale la pena hacerlo tu misma para intentar reducir semejantes niveles de azúcar.

7. Cola, refrescos y bebidas energéticas

Si nos pensamos que en ámbito de las bebidas estamos a salvo del azucar nos equivocamos. Una botella de cola de 0,33 L suele contener algo más de 13 terrones de azúcar, una auténtica salvajada. 

La situación es similar con las bebidas energéticas y otros refrescos que también contienen mucha azúcar. Mejor intenta evitar los refrescos y consumir bebidas más saludables para calmar la sed, como té helado casero o el agua.

8. Café y té

El café y el té no tienen azúcar por naturaleza, pero a la mayoría de las personas les gusta disfrutar de bebidas calientes con una buena porción de azúcar, generalmente varias veces al día. Preste atención a la cantidad de cucharaditas de azúcar que pone en su café o té. 

Hay un truco que puede ayudarte a la hora de disminuir la cantidad de azucar en tus bebidas: Trata de reducir media cuchara de azucar en tu cafe cada semana, hasta que poco a poco te vayas acostumbrando a un sabor menos dulce.

Y por si estás pensando en usar edulcorantes como la sucralosa que sepas que no son la mejor alternativa al azúcar. Aunque el edulcorante en sí no tiene calorías, su dulzura sugiere al cuerpo que tiene que liberar insulina para descomponer el azúcar, creando un mayor deseo por los dulces. En definitiva, un círculo vicioso.

Bien pues esto es todo, esperamos haberte ayudado a a descubrir estás potenciales trampas de azucar y a encontrar alimentos mas sanos y ricos que te mantengan saludable!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *